domingo, 1 de febrero de 2009

Joven aun


Cincuenta y nueve años y una buena forma de no envejecer, físicamente hablando. Nada de cremas rejuvenecedoras, ni cirujías estéticas, ni tintes para ocultar las canas. La primera no se escoge y la segunda, hay que tener dinero, ganas y tiempo para llevarla a cabo y no tirar la toalla en el intento, cuando ya no hay remedio y justo antes de parecer caricaturas de nosotros mismos. 

Irremediablemente, cada año que pasa, trato de imaginar cómo serías ahora. Si yo llego a esa edad quizás podamos hacernos una idea. El caso es que de aquí a que eso suceda tú seguirás teniendo siempre tan buena cara, sonriente y sin una arruga. Mientras nosotros haremos lo posible por mantenernos jóvenes pero dejando a un lado lo externo, eso es inevitable.

En todos estos años que no te hemos visto por aquí, Mamá nos ha enseñado un buen método para la eterna juventud. No cuesta dinero y tampoco quita mucho tiempo, es instantáneo, sale de dentro y es infalible. Lo compruebo cada vez que la veo. No sé si podré explicarlo pero tú también lo conoces. Es la forma que tiene de ver las cosas, sin quitarles importancia y seriedad a las que lo tienen. Es traducir todo a algo que produzca risa, reírse o hacernos reír, pero de una forma muy peculiar. No haciendo tonterías ni intentar ser graciosa, sino usando el tipo de humor que tanto me gusta. Humor irónico a veces, y otras es el humor de reírse de uno mismo y de las cosas que hacemos o, la mayoría de las veces, pensamos. No es fácil explicarlo, hay que conocerlo.

Por eso, cada vez que la veo o la escucho por teléfono me doy cuenta que sigue siendo joven, no ha envejecido en absoluto; y esa es la fórmula. Las canas y las arrugas son lo de menos, en realidad son como souvenirs que nos van dejando las experiencias al paso por nuestra vida. Conclusión: "La arruga es bella"... (pensando) pero mejor en la camisa.

Y por tu parte al respecto nos has enseñado, entre muchas otras cosas... que debemos poner nuestra mejor sonrisa cuando nos hagan una foto. Esa es una buena forma de conservar la juventud y nunca sabemos cuándo nos tomarán la última. Aunque... también es una forma de evidenciarnos y más fiable que el espejo.

No te compré ningún regalo pero a cambio te prometo seguir haciendo lo que hago todos los días... "¡tratar de conquistar el mundo!" (al más puro estilo Pinky y Cerebro). Ah, y te dejo estas fotos para que te mires, por si no hay espejos ahí donde estás, y compruebes que no has cambiado mucho.


¡Feliz cumpleaños! 


Joven aun (Chespirito)

1 comentario:

Anónimo dijo...

Gracias amado hijo mio! por este regalo de cumpleaños que me has dado y si,aqui no hay espejos pero todo es transparente y nos transportamos en el aire asi que siempre estoy cerca de ti de benyi y de tu mami mezclado en el aire y el universo y seguiremos juntos por siempre!
Y QUIERO QUE SEPAS QUE SOY EL PADRE MAS AFORTUNADO DEL UNIVERSO AL TENERTE A TI!
Y POR SUPUESTO A BENYI Y A TU MAMI TAMBIEN!

!GRACIAS!

(esto ha sido escrito por mi representante legal aqui en la tierra)

YO.